viernes, 5 de agosto de 2011

PALABRAS DEL JEFE DE GABINETE ANÍBAL FERNÁNDEZ EN EL ACTO DE LANZAMIENTO DE LA POLÍTICA DE TENENCIA RESPONSABLE Y SANIDAD DE PERROS Y GATOS, EN LA RESIDENCIA PRESIDENCIAL DE OLIVOS.

Muchísimas gracias, trataré de graficar más o menos de dónde parte esta posición y cuál es la visión que nosotros tenemos de este tema y cuáles son los dos ejes centrales de la posición que estamos resumiendo a partir del día de hoy, en representación y por decisión de la Presidenta de la Nación.

La posición asumida respecto de lo que significa la tenencia responsable de perros y gatos la hemos demostrado hace muchos años.

De esto hemos hablado hace mucho tiempo y los dos sabemos lo que estamos pensado al respecto, cuál es el objetivo que perseguimos con esto, y desde el primer momento lo exhibimos de la mejor manera que pudimos con el Gobierno del Presidente Kirchner y con su okey hablando o escribiéndole más bien dicho a aquellos intendentes o gobernadores que teníamos necesidad de que tuvieran el gesto: no cometan el error de hacer las cosas que se están haciendo mal porque no dicen que se están haciendo mal.

Es mentira que la sociedad tiene una vocación eutanásica, es mentira eso, como Intendente yo lo aprecié, durante muchos años, porque siempre aparecía en las reuniones de los vecinos el que venía llevando la voz cantante y decía: “mire, nos se puede más, hay que meter la perrera en el barrio”. Y entonces habíamos agarrado tanto la mano al tema que la primera solución era sí, olvídese, perrera. Entonces dejamos el sistema al costado y seguíamos hablando de todo lo que ustedes quieran, pero cuando terminaba el tema y ya nos estábamos yendo había que dejarlos pararse y decir: “bueno, usted se hace cargo, entonces yo mando a la perrera”. Entonces saltaba uno de los que estaba en la reunión y decía: “espere, espere, la perrera no”. Entonces el otro decía: “no, no”, y el último que decía que no era el que había propuesto la idea.

Ninguno tiene esa vocación de exterminio, del sacrificio, del matar por matar a la mascota, al perro o al gato porque sí. Tampoco se pueden dejar las cosas como están, entonces hay que pensarlas y analizarlas. Yo no tengo duda que mañana este análisis que estamos haciendo hoy, y que tiene dos ejes centrales y les pido atención para explicarlo, lo van a tratar de degradar o banalizar, pero nosotros que entendemos de este tema y sé que hay gente de todo el país analizando lo que estamos analizando vamos a tener un poco más de entidad para defender una idea, que nos pertenece a todos, y que la fuimos discutiendo, durante mucho tiempo, de la mejor manera que hemos podido.

Sentimos que teníamos que inmiscuirnos en ese tema, trabajar, hacer algo, decir, escribir, ponerlo en el blog, comentarlo, llamar la atención de quien no podía, contarle porqué estaba el error, cómo se podían resolver las cosas, ayudar, siempre algo se podía hacer, pero siempre era algo insuficiente. Nosotros entendíamos que había que fijar una norma que reflejara la preservación de la salud pública. Por supuesto porque es el eje central, que nosotros tenemos que estar discutiendo, pero que tiene que tener un profundo respeto por la diversidad biológica.

Nos fuimos tomando de toda la normativa: la decisión de Naciones Unidas, adoptada en el 67’ y UNESCO, que habla puntualmente de “malos tratos o tratos crueles con los animales”.

También hablaba del derecho a vivir y crecer en condiciones de vida y libertad propia de las especies, un respeto por el ser, cómo trabajarlo, cómo aprender a trabajar con él, cómo interactuar con él para proteger a nuestras mascotas. En 1990, la Organización Mundial de la Salud elaboró una guía – que todos conocen – que se utilizó de la mejor manera, pero siempre termina siendo insuficiente cuando no es el Estado el promotor, el que active fuertemente sobre esa posición para que consigamos que todos los estamentos de Gobierno, en las provincias y en los municipios, vayan concibiendo la idea como única, nunca se va a nacer sabiendo.

Yo que soy un peronista del primero al último de los pelos de mi cabeza, en el año 73’ Juan Perón saca una carta a los líderes del mundo, cuando les habla de los recursos naturales. Todos nosotros para quienes lo que decía Perón era palabra santa fuimos a leerlo para ver qué decía. ¿Y qué era lo que decía este hombre? Que los recursos naturales se agotaban, que no se podía jugar con el agua, que era imperioso que le prestáramos atención a ver lo que sucedía. Y más de uno de nosotros decíamos: “este hombre está loco, qué le agarró con esta cosa”. Pero 20 años después, en el 1993, se hace la primera reunión de Río, donde viene Bill Clinton – ustedes recordaran – a hablar del clima, del calentamiento global, del efecto invernadero, de las cosas que nos importaban a todos nosotros. Entonces de la misma manera, nosotros debíamos a comenzar a poner un granito, por supuesto no estoy comparándome con nadie, ni pretendo parangonar a nadie con esto, pero como lo vi, en aquel momento, también lo veo en otros momentos de la vida, donde están dadas las condiciones para que podamos hablar del mismo tema todos los que pensemos de la misma forma, con determinadas conductas, que no son buenas y que el Estado tiene la obligación de participar en ellas.

En 1891, ya hubo una ley, la 2786, que condenaba los malos tratos; el 27 de septiembre de 1954 se sancionaba la ley de Antonio Benítez, la que se conoce como Ley Sarmiento, la 14346, que incorporaba penas de hasta prisión por infringir malos tratos a los animales; aparece en época del proceso un decreto ley que declara de interés nacional la lucha antirrábica, incluye el sacrificio de los animales que estuvieran contagiados con rabia.

Nosotros en las cosas más modernas vamos encontrando provincias como Mendoza o como la provincia de Buenos Aires que ya han legislado sobre la condición no eutanásica; ciudades como Rosario o como Almirante Brown, en la provincia de Buenos Aires, o como Puerto Madryn y Chubut que vienen legislando sobre la tenencia responsable, vacunación, esterilización, estimulando prácticas no eutanásicas y la tenencia responsable es el eje de esta discusión, que nosotros queremos dar. Hablamos de la salud del animal, alimentación, el espacio protegido para las inclemencias del tiempo, espacio para eliminar sus residuos, desparasitación,  etc.

Pero hablamos de un eje, que se menciona en la norma, como uno de los centrales, que nos debemos hacer entre todos, por eso la importancia de que todos ustedes, que son conocedores de este tema cien, mil veces más que yo participen y colaboren porque es imperioso que en todo esto que signifique el control tengamos que hablar de la esterilización quirúrgica, es indispensable para el control de la reproducción indiscriminada.
La tenencia responsable y el cuidado no sólo conlleva al buen trato con los animales, sino lo que pretendemos que se entienda y comprenda que contribuye al bienestar de la comunidad en su conjunto. No es un gestito sobre el perrito, es un hecho de fondo, es una discusión de fondo. Pero uno de los problemas más importantes que abordamos con este programa, referido a la salubridad pública, producto de la superpoblación de perros y gatos, es la transmisión de enfermedades, como la rabia, la hidatidosis, la toxocariasis, la leptospirosis, la brucelosis y la toxoplasmosis. Todas estas enfermedades son pasibles de ser transmitidas del animal a la persona.

Pero todos sabemos, en el fondo, que es lo que nos está preocupando y mucho: al ministro de Salud, a la Presidenta de la Nación, fundamentalmente, y por eso nos motivó más que nada a empujar este carro de transformación de esta legislación, que llega a quienes amamos a nuestros cachorros.

Acá está la hermana de la Presidenta y los perritos de la casa: Martita, Cleo, Vito y saludos de Ernesto, mi perro también. Lo que estamos pensando en esto es qué hacemos con la leishmaniasis, la importancia que tiene trabajar fuertemente en términos de la leishmaniasis.

Se dicen millones de cosas y muchas veces se dicen millones de cosas de las que no se conocen. Charlando con los especialistas, con Juan, o con otros amigos con los que hemos podido hablar, si revoleamos un número cuántos perros puede haber en el NEA-NOA: un millón; cuántos pueden tener  leishmaniasis, un diez por ciento, son cien mil perros.

Estamos hablando de una cantidad impresionante que hay que tratarlo, cómo y bueno lo que estamos armando en el programa es la posibilidad de que la leishmaniasis visceral sea estudiada por los que van a representar estas tres patas y que de esa pata va a salir esta discusión. Entonces, este es el eje de lo que estamos planteando hoy, no es solamente la tenencia responsable de los perros y los gatos, que nos satisface a todos los que estamos presentes hoy acá, porque ninguno tiene razón para bajar la vista, o ponerse colorado por decirlo. Amamos a nuestras mascotas, amamos a nuestros perros y amamos a nuestros gatos, pero a la par de eso es muy importante que nosotros nos pongamos al frente de la lucha y la discusión sobre un tema tan profundo y tan necesario como es la transformación de esto que es la leishmaniasis y encontrarle una solución definitiva, que permita controles a unos años, por la captación masiva, por el ordenamiento de todos los que tenemos que hacer, trabajo que necesariamente lo tenemos que hacer entre todos.

Hasta el presente, el sacrificio y la eutanasia como método de control de la población canina y felina ha sido, además de poco ético, que no necesito explicarlo en demasía, e ineficaz e ineficiente. No actúan sobre las causas que los originan, no han actuado nunca, no lo van a resolver nunca, no se va a conseguir nunca. (APLAUSOS).

Por ello lo charlado con el ministro de Salud y con la Presidenta de la Nación, lo que hemos propuesto como método preventivo e idóneo para controlar la superpoblación de perros y gatos es lo que les acabo de decir: la esterilización quirúrgica, un método aceptado en todo el mundo, no estamos inventando absolutamente nada.

Los municipios citados, los tres municipios que acabo de mencionar; el caso de Rosario; el caso de Almirante Brown, que viene haciendo una muy buena tarea con los intendentes anteriores también y que yo quiero reconocerlo, y que se lo he dicho al actual intendente, que es un amigo mío, y que los intendentes anteriores fueron amigos míos y yo les insistí en que no corten esta cuerda, con cualquiera que hable todo el mundo lo reivindica, no pierdas esa oportunidad de seguir sosteniendo la defensa de un hecho tan importante, como el que viene haciendo tu municipio, porque es destacado por todos los que hablan, y el intendente así, supongo, que lo ha entendido y lo ha sostenido. (APLAUSOS)

Esta campaña de esterilización deberá organizarse estratégicamente, no es un tema que los tengamos que resolver al revoleo, para quedar bien o cosa por el estilo. El principio de la estrategia, de cómo se lo aborda, de cómo se llega al fondo y cómo se cumple con este tema, es fundamental, porque estamos hablando de una esterilización, que recién lo decía la locutora, que será quirúrgica, temprana, masiva, sistemática, de ambos sexos, que será extendida en el tiempo, abarcativa y gratuita. (APLAUSOS).

Por lo expuesto y por expresas instrucciones de la Presidenta de la Nación, nosotros creamos, a partir del día de hoy, el decreto 6.088, que acabamos de firmar el ministro Manzur, y quien les habla, acompañando la firma de la Presidenta de la Nación, crea el Programa Nacional de Tenencia Responsable y Sanidad de Perros y Gatos, así se llama nuestro programa. (APLAUSOS). Es una unidad ejecutora que va a funcionar en el ámbito del ministerio de Salud por la importancia que tiene lo que recién le comentaba.

Nosotros entendemos que es indispensable que resolvamos los problemas que pueden traer a nuestra población, resolviendo el problema de nuestros perros y nuestros gatos. Y para eso no hay que matarlos, hay que resolverlos. Lo resolvemos de la mejor manera, si está hipertrofiada la población, tenemos que buscar la menor manera de los que trabajan en el territorio para que nos acompañen, cómo hacemos con los perros callejeros para que nos den una mano porque el Estado solo no lo puede resolver, si no nos dan una mano los terceros, no queremos pasar por arriba de los veterinarios. Es indispensable que en esto estén todos aquellos que conocen y conocen de fondo lo que está sucediendo para poder hacer un trabajo en serio, respetuoso, cuidadoso, que tenga un mínimo de cuidado por el animal. No todos están en condiciones, a lo mejor, de ser intervenidos y este tipo de cosas esa Unidad Ejecutora tendrá que ir coordinándola estratégicamente, orientándolo y cerrándolo con cada uno de los ámbitos con los que vamos a ir acordando este tema.

Es indispensable todo este cierre, pero con un enorme objetivo de política sanitaria. Es enorme el objetivo de política sanitaria, perseguimos fuertemente esa solución, que garantice que se disminuya el riesgo de enfermedades zoonóticas preservando la salud humana.

Entonces nadie puede minimizar la situación. Nos gustan los perros y los gatos con locura, porqué no.

Por qué yo tengo que esconderme para decir que amo a mi perro con locura, y que forma parte de mi familia y que no podría desprenderme de él. Pero con eso también puedo hacer lo propio ayudando a que no suceda nada de esas enfermedades zoonóticas, que pueden acompañar a nuestros gatos y a nuestros perros, resolviendo la problemática tratándolo como corresponde y no dejando que llegue a un extremo que se hipertrofie la población, que se desarrolle de una forma inadecuada, que nadie le tenga control y que se termine pensando que la única solución es ir por la vida de ellos y no estamos de acuerdo que así sea, creemos que podemos resolverlo de otra manera, inteligentemente creando este ámbito. (APLAUSOS).

Nosotros entendemos y estamos convencidos que solo no se puede hacer, y por eso es indispensable contar con las provincias. Ya hay provincias que han dado su muestra y que nosotros tomaremos a través de esta Unidad Ejecutora, que va a estar compuesta por un representante del ministerio de Salud, un representante de Desarrollo Social y un representante de la Jefatura de Gabinete, a través de la Secretaría de Medioambiente.

Lo que buscaremos nosotros en esto es el acuerdo con las provincias, con los municipios, con las facultades de Ciencias Veterinarias, con los colegios profesionales, con los institutos y con ustedes, con las ONGs que saben del tema. Con los que saben hay que sentarse a hablar para hacer las cosas bien, no es un problema de iluminados de atrás del escritorio, es un problema de seriedad con las cosas que estamos haciendo.

Con lo cual creo haberles contado el eje de lo que estamos tratando de lanzar hoy, lo hacíamos a esta hora, en este día y en este lugar porque la Presidenta quería participar porque es tan perrera como nosotros, pero su viaje a Rosario tuvo que anticiparse – por razones climáticas – y no pudimos hacer esto. Lo haremos en otra oportunidad, no va a faltar la oportunidad, los representantes caninos de la casa están todos y gracias a la hermana de la Presidenta, que nos ha acompañado también. (APLAUSOS).

Nos encontramos en una tarea que tiene una dimensión muy grande, no es un tema fácil, es un tema muy grande, es imperioso que esta comisión que nosotros vamos a conformar rápidamente y que vamos a empezar a tomar contacto, a relevarlo, a armar una estrategia de inventario, de desarrollo de zona, de conocimiento de la zona, de definiciones estratégicas en términos de enfermedades propias de los lugares donde van sucediendo, del conocimiento de los veterinarios, es indispensable pensar en ellos.

Y en este hay un tema que no podíamos dejar pasar: se están cumpliendo, en los próximos días, y me pidió la Presidenta de la Nación que hiciera especial mención en el tema, 250 años de la vida de la actividad veterinaria en el mundo, mis felicitaciones a todos los que son veterinarios y han elegido esta noble profesión. (APLAUSOS).

Con lo cual, a partir de mañana, verán publicado en el Boletín Oficial, el decreto 1.088, que no dice otra cosa, más o menos, que lo que les estoy contando, no es otra cosa que buscar soluciones para lo que siempre creímos que teníamos que buscarla y no le encontrábamos mucho la vuelta, tomamos la decisión, es el Estado promotor el que tiene que estar al frente de esto, coordinando con las provincias y los municipios, necesitamos de los veterinarios porque esto tiene que garantizar el cuidado y la protección de la vida de nuestros animales a la vez que se produzcan estos hechos.

Necesitamos de ustedes, las ONGs que tanto han hecho solitos, muchas veces levantando su voz, muchas veces por las redes sociales, muchas veces de una forma u otra levantando su queja para que sean comprendidos y logremos evitar la matanza tonta, innecesaria de nuestros animales y podamos trabajar en conjunto y de la mejor forma hacer eso que tanto nos gusta que es cuidar lo propio pero cuidar también la vida de nuestros conciudadanos que, en definitiva, también merecen ser respetados.

Y para eso tenemos que conocer lo que pasa con nuestros animales, con lo cual estamos cumpliendo con los dos pasos indispensables para ello.

Muchísimas gracias por haber venido y que Dios los bendiga. (APLAUSOS)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La moderación de los comentarios NO implica censura, sólo permite un diálogo ordenado entre lectores y evita caer en espacios de malestar en la interacción sin apego a la "etiqueta cibernética". Espero ud. comprenda mi postura.

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog